De la medicina natural a nuestros días

DestacadoDe la medicina natural a nuestros días

Saludos estimados lectores, un mes más, estamos aquí compartiendo con todos vosotros unos conceptos de vida ya casi olvidados, que no nuevos. Pensar con el corazón. Camino especial en estos momentos, de tanto cambio, que nos mantiene centrados en Ser.
Vivimos en el siglo XXI, con todo un engranaje social ya creado de muchos años atrás. Y esto no ha salido de la nada, sino fruto de una evolución de millones de años. Se calcula el nacimiento del primer organismo unicelular hace unos 4.500 millones de años la célula procariota, eucariota, todo un proceso evolutivo de donde nace el mundo animal y más adelante nosotros. Que seguimos evolucionado como “Homo”. Ya hace tiempo que somos homo sapiens y homo sapiens sapiens.
Así que toda la evolución y conocimiento que hoy en día disfrutamos no ha podido ser sin personas anteriores a nosotros que hicieron descubrimientos.
La evolución ha prosperado de forma natural aportando descubrimientos a lo descubierto por la generación anterior, descartando o ampliando y así tal y como lo hace la naturaleza lo hacemos los hombres.
En toda esta evolución, algo que nos ha ocupado socialmente siempre ha sido el cuidar las heridas, las enfermedades que surgían y como ir tratándolas y esto fue posible gracias al contacto directo que teníamos con la naturaleza y el ir descubriendo la relación directa de la actitud delante de la vida y su relación con las dolencias.
Así antes que nosotros, cuando éramos el homo sapiens, la medicina era totalmente natural nacía de las plantas, bien llamadas medicinales y se trasmitía de boca oído por mujeres y varones que dedicaban su vida a ello. Se les llamó chamanes, sabios, etc.
Nos encontramos con esta medicina a lo largo de todo el planeta y en cada lugar se utilizaban las plantas que existían en esa zona, de forma que había una relación directa del hombre con esa zona de su entorno. Fueras de la zona del planeta que fueras teníamos al alcance de nuestra mano lo necesario para sanar. Se fue evolucionando nacieron aceites esenciales, cataplasmas, incluso recetas culinarias. Nació la escritura, se dejaban escritos los descubrimientos y así nacen, lo que hoy conocemos como diferentes medicinas. La ayurveda, la china, rueda medicinal Hopi y así tantas como pueblos existieron.
En Grecia, cuna de occidente se recogió lo conocido hasta el momento. Siempre basado en remedios naturales y la relación filosofía/psique. “El arte de la medicina”. Hipócrates siglo V a.C. Se crean las primeras escuelas, Éfeso, etc.
De lo descubierto por unos la siguiente generación lo amplia, quedando siempre rastros de lo descartado.
Y así llegamos al siglo XXI. Donde no hubiéramos llegado sin nuestros ancestros y sus descubrimientos en la naturaleza.
Desde esta época actual reconocer nuestros ancestros y la experiencia que ellos pasaron, con goces y fracasos. Nos incluye en el campo morfofonológico de seres humanos haciéndonos hermanos
Hago una llamada a los corazones para que en todos ellos quede el agradecimiento a la medicina natural, sin la cual no estaríamos ahora aquí con todos estos medicamentos nuevos y necesarios sintetizados en laboratorios.
Igualmente hago otra llamada a los corazones, dando las gracias a todos los que mantienen la medicina natural recordándonos la unión con ella, con la naturaleza, los orígenes.
En especial Gracias recordemos al principio generador de Vida, Esencia en el corazón, de dónde venimos y por él que todo Es.
Cómo nos recordó Jesús “Solo El Padre Es”

Gracias familia.,

Anuncios

El Varón, Lo masculino

Ser nacido de mujer
(Félix Gracia)

¿A que es así?, todos hemos nacido de una mujer. No hay ninguna persona que no se haya desarrollado, estado alojada en un “útero materno”, ni siquiera en “la inseminación in vitro”.
La vida se trasmite así. La Mujer apoyada por el varón, colaboración imprescindible. Desde los primeros momentos de evolución, ha sido así y precisamente por eso el varón desarrollo unas capacidades diferentes y complementarias entre sí para llevar adelante la sobre vivencia de la “raza”. ….. Interés por la exploración y búsqueda, capacidad espacial, desarrollo muscular… fuerza, acción, conquista, instinto territorial, sexo (estar preparado para cuando su mujer esté preparada). Sentirse atraído por la mujer y luego defender la. Cuidar y proteger a la familia de los extraños.
Ahora en el siglo XXI ya experimentando muchos cambios, es muy puntual el uso de la fuerza “bruta” así como el instinto territorial, para la vida. El varón está pasando por un proceso de adaptación en estos momentos de cambio social, descubriendo otras formas de ser varón, de participar en la vida familiar. Cambio de pensamientos, por ejemplo.
Estaría bien reconocer, respetar “Lo Sagrado” de la mujer en su vida y lo importante de su aportación.
Salir a la vida y actuar como varón cuando se necesite desde el respeto, aportando la diferencia.
El matriarcado paso, el patriarcado ha acabado y ahora la semilla de la unión, respeto y reconocimiento a cada sexo con sus cualidades, es la herencia que dejamos a la siguiente generación.
Lo femenino y masculino, caminando juntos.

Las Mujeres

Si con mayúscula..
Las Mujeres,
Centro de vida, apoyadas por los varones. Así es como funciona realmente. ¿Cuántas experiencias han cambiado esto? Muchas y dolorosas.
Los seres humanos somos algo muy complejo y nada sencillo, una gran familia y como en todas las familias hay miembros que hacen de “chivo expiatorio” ¿Son malos? No solo muestran temas pendientes en la familia.
Las mujeres representamos la energía femenina, creativas, resolutivas, acogedoras, conciliadoras y los varones la masculina, fuerza, situación espacial, “peleones”, protectores y juntos llevamos adelante la vida, no hay nadie que no haya nacido de mujer, apoyada por el varón. Esto quiere decir que nos necesitamos reconocer como colaboradores, cada uno con su “especialidad”
juntos desde ese respecto y reconocimiento del valor de cada uno. Aceptar como somos cada uno es importante para la vida, que somos todos.
Si respeto, me respetaran, si comprendo me comprenderán si me acepto como mujer, me aceptaran, si me acepto como varón me aceptaran.
En pleno siglo XXI , estaría muy bien que sembráramos la semilla del reconocimiento y el valor del papel de la mujer en la vida, somos el centro, hacemos el hogar y somos nosotras las primeras que debemos reconocernos así de especiales y base de la vida. Y reconocer al varón su lugar.
El matriarcado paso, el patriarcado ha acabado y ahora la semilla de la unión, respeto y reconocimiento a cada sexo con sus cualidades, es la herencia que dejamos a la siguiente generación.
Salir a la vida, con nuestra energía femenina, así cambiaremos más cosas, que para la masculina ya están ellos.

Mª.Yolanda Muñoz de Bustillo

QUE HACER:
La primera medida consiste en que los varones aprendan que hay otras maneras de ser hombre, y que la mujer, en cualquier rol que se manifieste, siempre es una epifanía de la Mujer-Madre de la que todos los seres vivos somos hijos, empezando por el mismo varón y, como tal, es sagrada, inviolable, Reina, santa y Diosa, que merece ser reconocida y ensalzada.
Y la segunda, dirigida a la mujer:
que toda mujer de la Tierra, con independencia de cuál sea su circunstancia, su aspecto, su cultura, la opinión general y su propia opinión de sí misma, asuma consciente mente que en ella habita esa realidad esencial y que, por lo tanto, es portadora de tan elevada dignidad; que ella es la manifestación humana de la Mujer-Madre, origen y sostén de la vida, de la “Mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza…” citada en el Apocalipsis.
Félix Gracia
y tambien lo suscribo
Mª.Yolanda Muñoz de Bustillo

Solsticio de invierno

Solsticio de invierno

Llegando el solsticio de invierno, el sol llega a su punto más bajo Y como ha sido y sigue siendo costumbre en los diferentes pueblos del planeta, se celebra ese momento que marca el invierno, tiempo de recogerse, mirar para adentro y descubrirnos en toda la esencia.
La tradición de los Dioses Solares, la bajada de los leñadores de las montañas a recogerse al fuego del hogar. Hogar exterior e interior. Aceptarnos como somos. En nuestra cultura se celebra el nacimiento del Niño-Dios, representado en Jesús, reconocido oficialmente como Hijo de Dios o Dios mismo.
El trajo un mensaje, “El reino de los cielos es para todos…” “Lo que yo hago y más haréis vosotros”… y muchas más en especial “Si no os hacéis como Niños…”
Precisamente en estas fechas la celebración del nacimiento del hijo…
¿Qué hijo? Pues si miramos hacia atrás, nos encontramos con una ley universal “Como es afuera es adentro” y si seguimos el mensaje nuevo que trajo Jesús, celebraremos el nacimiento del Niño-Dios en nosotros.
Celebramos fuera, lo que también es adentro, solo poniéndole conciencia, será.
Mira en tu corazón estos días que vienen y si sientes hacer algo, haz esto, este sencillo gesto cambia la vida. No me hagas caso, solo es una idea nacida de un sentimiento. Si quieres puedes probar a ver qué pasa !!!
Bendiciones para ti.
Feliz nacimiento del Niño-Dios !!!

Síndrome postvacacional

Un estado en las personas relativamente nuevo. ¿Es que antes no trabajábamos y teníamos vacaciones?

Vivimos, hemos creado una sociedad que corre y corre y nos hemos distanciado de estar en contacto con la naturaleza y su sabia forma de actuar. Sin embargo estamos inmersos en ella, dentro de ella, aunque nos parezca lo contrario.

Así como las cuatro estaciones del año, tienen un proceso y marcan un ritmo en la naturaleza. En nosotros son estados anímicos, que nos van ayudando a evolucionar en conciencia.

Así: La primavera, el verano, el otoño y el invierno, corresponde psicológica mente a 4 procesos diferentes.

En la naturaleza, empezando por la primavera, donde florecen las plantas, dando lo mejor de ellas y nacen los “bebes” de las diferencies especies de   animales. El verano, ya se recogen los frutos y los “bebes” animales ya empiezan a valerse por ellos mismos. El otoño, la naturaleza se retira a madurar, seguir creciendo, recoger energía para la siguiente etapa. El invierno, momento íntimo de retirada, descanso, recibir, el agua, la nieve, se recicla para volver a comenzar el ciclo, ya con mayor madurez .

En los seres humanos son ciclos psicológicos muy similares: La primavera, empezamos a salir más, reencuentros con los amigos, los vecinos, personas que hace días que no veíamos, en definitiva empezamos hacer vida social y compartir experiencias.  El sol gana fuerza y los días alargan.

En verano recibiendo el calor, el sol luciendo alumbrando, dando fuerza y celebramos fiestas en todos los pueblos, especialmente a Vírgenes, patronas, símbolo de un estado elevado del Alma, Espíritu. Compartimos, comidas, cenas, bailes……festejando la vida. Nos enriquecemos con la experiencia de descubrir a los demás.

Llega el otoño, el sol perdiendo su fuerza invitándonos a la introspección, los días acortan e inconscientemente nos disponemos a asimilar las experiencias adquiridas en el verano. Momento de ir organizando el hogar, para la nueva etapa que se acerca,…

Pasar el invierno, el sol llega a su punto más bajo.  Encontrarnos con nosotros mismos y nuestras familias, de sangre, laboral, de estudios, de grupos y peñas… tenemos varios tipos de “familia”. La especial relación de como trasmitimos la enseñanza de la vida, en especial a los hijos, que nos heredan. Recogimiento total de encuentro con lo más cercano, uno mismo y la familia que creamos.  Momentos de escucharnos, de encontrarnos, descubrir la inocencia que nos habita.

Nadie podemos cambiar este ciclo, es así.

Disfrutar del reencuentro con las diferentes familias, ver y aceptar como es cada uno, descubrir ideas que puedo incorporar. La aceptación de estos ciclos de la vida, sin prisas; mañana no llega más rápido porque corra, si habré dejado de disfrutar el regalo de cómo preparar lo… escuchar como el hijo quiere preparar su mochila, que actividades extra escolares le gustan, los cambios laborales, las ideas que surgen para plasmar en los diferentes ámbitos… etc.

Habrás oído decir que puedes crear tu vida…pues es verdad. Los pensamientos sobre una experiencia, dan como resultado un estado de ánimo…

Vivir cada momento cómo único.Vivir la experiencia que corresponde es la clave, la actitud, el sentido que le damos, marca la diferencia.

¿Qué actitud adoptas?

¿Vas a aceptar e ir descubriendo los diferentes ciclos que trae la vida y disfrutar de ellos o simplemente vas a ir contra corriente?

Eres libre de elegir, como vas a vivir este momento de reinicio, nadie te juzgará. Si cada elección tiene un resultado diferente, como nos demuestra la física cuántica. A un presente “X” le sigue su correspondiente futuro.

En la actitud que me posicione, así será el futuro que viva, o dicho de otra forma así como reciba la nueva etapa viviré el síndrome postvacacional o no.

Acompañándoos en la experiencia, gracias por vuestra atención.

Mª. Yolanda Muñoz de Bustillo

Psicoterapueta analítico
las estaciones en la rueda zodiacal

El Árbol de la Vida

Últimamente he observado en diferentes ocasiones, en diferentes mercados artesanos, cómo muchas personas, tanto mujeres y varones y para niños, que se busca en colgante, pulsera pendientes, etc. “El Árbol de la vida”. Sin saber que significa. Las personas buscan este símbolo porque les llama la atención, un impulso en su alma les dirige a pedirlo, comprarlo y llevarlo puesto sin recordar que significa.

Digo sin recordar conscientemente, ya que ese impulso que les lleva a identificarse con el símbolo, si está en su alma y esta si recuerda.

¿Qué simboliza el árbol de la vida?

Desde el punto de vista de analista Junguiano, que soy.

En nuestra cultura, judeo cristiana, existe el pentateuco compuesto de 5 libros, equivalentes a la Torá. Donde se nos cuenta los estados del alma y como surgió la vida. En este sentido tenemos, el Génesis y aquí se nos describe, como el ser humano vivía en un estado de plenitud perfecta, en unión con Dios. Para mantener ese estado solo existía una condición y es… No comer del fruto de”el árbol de la ciencia del bien y del mal”. Los seres humanos, representados por Adam y Eva en este relato, siguiendo un impulso que hay en ellos llamado “Nahas”, en las Biblias originales y representado por la serpiente. No pueden reprimir su “curiosidad” y deciden comer del fruto.

Como consecuencia de este acto, son expulsados de “El Paraíso”, estado de conciencia en unión y plenitud. Y empezamos a tener una experiencia de vida, en la que pueden pasar cosas muy buenas y cosas muy malas. Experiencia de vida en la materia, donde se dan diferentes posibilidades de experiencias. Basadas en el sentimiento de sentirse culpables por haber “traicionado” el pacto, que tenían y con alguien muy especial “Dios”.

Resulta que en “El Paraíso”, queda guardado por los querubines, “El Árbol de la Vida”, símbolo del estado de plenitud y unión con la vida. Vida Vivida desde el corazón, o desde la mente del corazón en donde todo se vive desde el sentimiento de unión, de amor, compasión, humildad. Donde se hace real aquel mensaje de Jesús “Haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti” y de esta forma volver al estado de unión, que se cree se ha perdido.

Pues lo que veo en esa corriente, “sin cronicidad” de querer llevar todos “el árbol de la vida”, está este sentimiento de conciencia de querer de Ser Uno, anhelo del recuerdo de la “Casa de El Padre” regresando a la unión con la fuente. Vivir con otra conciencia.

Dando por finalizada la experiencia de separación. Para recobrar la conciencia de UNIÓN, desde el en corazón como símbolo. Que en realidad nunca se perdió, solo fue una creencia.

Marcando un salto evolutivo hacia la complejidad en la sociedad.

Siguiendo esta corriente que nos impulsa. Amigos estamos en un momento muy especial, que nos impulsa a vivir desde el corazón, que es donde habita la Esencia/Shekynah y estamos todos,

Gracias.

Abrazos

“Las Diosas Mitológicas”

Os hago un resumen de la última conferencia “café-tertulia” a la que fui invitada, como conferenciante, espero os guste.

La vida la vamos descubriendo poco a poco, el ser humano está creciendo en complejidad desde que apareció en el planeta, hace 1.500.000 de años. Sobre lo descubierto por una generación, la siguiente va ampliando y evolucionando y así hasta nuestros días.

Hace 40.000 años se desarrolló en nosotros una especialidad, psicológica, mental llamada “mitopoyetica”, esto es la capacidad de crear historias, cuentos y a la vez ritos.

Esto lo vemos ahora, desde el siglo XIX, XX, XXI, que mirando hacia atrás, hemos puesto nombre a todo; Astrología, astronomía, mitología, filosofías, etc.

En aquellos momentos nuestros antepasados, simplemente iban experimentando, descubriendo la vida, la siembra de las diferentes, plantas, árboles, los movimientos del sol y la luna y ¿Cómo es que una vez al mes las mujeres sangráramos? Y de golpe quedáramos embarazadas, y no solo eso sino que además éramos nutricias, podíamos alimentar al recién nacido. La vida era femenina.

En los asentamientos, cada uno se dedicaba a lo que mejor sabía a lo que le gustaba y en comunión con el grupo o tribu.

Un grupo se dedicaba a observar la naturaleza y hasta en meditaciones profundas ir descubriendo la vida, la esencia, la presencia del impulso de vida que habita todas las cosas. Y así nació la mitología, gracias a esta capacidad lo trasmitían a los demás e incluso crearon diferentes rituales, para que todos pudiéramos conectar con la esencia.

La mitología concretamente nos habla de estos estados psicológicos de nosotros mismos. De diferentes estados emocionales que habitan en nosotros y de cómo el ser humano vive la vida.

Existen muchas mitologías, tantas como asentamientos humanos existían hace unos 10.000 años atrás y todas en ese intento de trasmitir a la sociedad de aquel momento como funciona la vida y en especial los seres humanos.

En este café-tertulia al que me invitaron a dar de hoy, lo que buscábamos son los diferentes, arquetipos o formas de energía de actuar de las mujeres. Cómo nuestra cultura desciende de la judeo- griega, aquí os paso un resumen de los diferentes arquetipos que hay en ti, seas varón o mujer.

Aprovecho la ocasión para recordar, que somos algo más, La Presencia que había en todos y nos une a la vida y que está en tu corazón.

DEMETER/CERES, La primera para nosotras y en honor a la asociación que nos ha reunido.Los ciclos menstruales, el embarazo, el parto, el sustento alimenticio, espiritual y psicológico. Cálida, paciente, cariñosa, para los hijos propios y los demás. Orientadas a las actividades sociales para ejercerlo. Las cosechas en todos los aspectos, desde la siembra, la cosecha, la recolección y la conservación. Incluyendo el crecimiento orgánico del cuerpo y su cuidado.

HERA/JUNO, llegar virgen al matrimonio, No cede hasta que le prometen en matrimonio. Idea sagrada del matrimonio. La Doncella, la realización a través de él, La viuda. Fiel, aunque le sean infiel, dependencia emocional, ni trabajo ni hijos, matrimonio para siempre, en la salud y en la enfermedad..

ATENEA/MINERVA, Protectora de la ciudad de los ejércitos, de los héroes, la estrategia. Sentido práctico y resultados concretos. En tiempos de paz, los artesanos. Planificación, organización, racionalidad, voluntad delante de los sentidos. Descendiente del padre, la política, los negocios, la negociación, respeto apoyo a la autoridad, poder patriarcal, las normas del orden establecido, nunca fue niña.

PERSEFONE/PROSERPINA, actitud pasiva, despreocupada espera que pase algo en su vida que la cambie, la eterna adolescente que no puede tomar decisiones. Duda continua y de comprometerse. Hija de la madre, dependiendo de ella, actuando como ella y complaciente en todo, cómo una prolongación de la madre. Activadora del poder nutricio de DEMETER, “renovación de la vida”, frondosas cosechas. Guía del inconsciente, los sueños, misticismo, videncia, guía del alma en la transición, todo lo psíquico que no se comprende.

ARTEMISA/DIANA, Ayuda en el parto de su hermano Apolo, espíritu femenino independiente, que mueve a la mujer “virgen” sin necesidad de hombre ni aprobación para actuar. Centrada en sus objetivos. Dar en el blanco con sus flechas. Pertenencia a la naturaleza, conexión con la tierra y sus habitantes, La luna, el inconsciente y conectar con las raíces. Aprobación del padre. Igualdad con los Varones. Emocionalmente

AFRODITA/venus, Amor, creatividad y belleza, los polos opuestos psíquicos en el vivir hermana de las furias ALECTO envidia TISIFONE venganza y MÉGERA odio. El lado positivo de cualquier situación, la armonía, el equilibrio, la compasión, bajo la inspiración del amor. EFECTO PIGMALION de Rosenthal. O VER LO POSITIVO en los demás.

HESTÍA/VESPA, no tiene forma humana, la presencial intangible que acoge, calienta, la piedra angular que sostiene la vida y donde se asientan los demás. Permanece en silencio. Ocupa un lugar privilegiado en el hogar y la ciudad, la llama encendida. LA CREADORA DE HOGAR

Centro Félix Gracia

Ma. Yolanda Muñoz de Bustillo